Registro de marcas en Bolivia: cómo proteger tu signo distintivo

El registro de marcas en Bolivia se realiza a través del SENAPI (Servicio Nacional de Propiedad Intelectual). Se trata de un trámite administrativo relativamente sencillo, pero para el cual puedes solicitar asesoría.

En Achá Lemaitre Abogados estaremos encantados de ayudarte a registrar tus signos distintivos. Y por si quieres conocer el proceso antes de iniciarlo hemos preparado esta rápida guía.

Registro de marcas en Bolivia: ¿qué puedo proteger como marca?

Lo primero que tendremos que hacer es saber si puedes registrar tu signo distintivo. En particular, para registrar una marca necesitaremos que tenga representación gráfica y distintividad. Es decir, que podamos consignarla en el formulario de registro y que identifique y diferencie nuestros productos y servicios.

Dentro de las posibilidades de registro de marcas en Bolivia se incluyen:

  • Palabras, letras, números y combinación de todas ellas.
  • Imágenes, figuras, símbolos, gráficos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas, escudos y combinación de todos ellos.
  • Sonidos.
  • Olores.
  • Colores o combinaciones de colores delimitados por una forma.
  • Forma del envase o envoltura y forma del propio producto.
  • Combinaciones de los elementos anteriores.

¿Qué NO se puede proteger como marca?

Como ves, las marcas abarcan todo signo con representación gráfica y capacidad de distinguir un producto o servicio. Sin embargo, no podemos registrar aquellos signos que:

  • Consistan únicamente en:
    • Formas usuales o características usuales o naturales del envase o producto.
    • Signos o indicaciones que describan la calidad, cantidad, destino, valor, procedencia y otros datos, características e informaciones del producto o servicio.
    • Indicaciones o signos que sean nombres genéricos o técnicos del producto o servicio.
    • Signos o indicaciones que sean una designación común en el lenguaje corriente o usanza del país.
    • Colores aisladamente considerados, sin estar delimitados por formas específicas.
  • Puedan engañar a medios comerciales o al público.
  • Reproduzcan, imiten o contengan denominaciones de origen protegidas si pueden inducir a confusión, asociación o aprovechamiento injusto de su notoriedad.
  • Contengan denominaciones de origen protegidas para vinos o bebidas espirituosas.
  • Reproduzcan o imiten:
    • Sin autorización, elementos pertenecientes al Estado como escudos, banderas o emblemas.
    • Signos de conformidad con normas técnicas.
    • Denominaciones de variedades vegetales protegidas en Países Miembros de la Comunidad Andina (CAN).
  • Sean contrarios a la ley, la moral, el orden público o las buenas costumbres.
  • Afecten indebidamente a derechos de terceros.

¿Quién puede pedir el registro de la marca?

El registro de marcas en Bolivia está abierto a todo el mundo. Por tanto, pueden acceder al registro todas las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras.

¿Qué gano al registrar una marca en Bolivia?

Registrar una marca en Bolivia te concederá los derechos de uso, transferencia y licencias de uso. Además, se trata de derechos que podrás disfrutar no solo en Bolivia, sino en todo el territorio de la CAN, que también incluye Perú, Colombia y Ecuador.

Los derechos otorgados por el registro de una marca son de exclusividad. Es decir, te permitirán impedir a otras personas que realicen determinadas actuaciones como:

  • Registrar tus marcas protegidas u otras similares.
  • Utilizar tu marca para identificar sus productos o servicios.
  • Confundir a los consumidores con tus signos distintivos u obtener un beneficio económico de su explotación ilegítima.

También podrás licenciar su uso, lo que es idóneo si quieres expandir tu negocio, venderlo o ceder su explotación a terceros.

Proceso de registro de marcas en Bolivia

El procedimiento de registro de marcas en Bolivia es el siguiente:

  1. Se presenta la solicitud de registro.
  2. El SENAPI controla que la marca se pueda registrar. Además, los interesados pueden presentar su oposición al registro.
  3. Resuelto el trámite, se registra la marca y el titular obtiene sus derechos.
  4. No debemos desatender las tareas de mantenimiento como la renovación y modificación de los signos distintivos.

Solicitud

Se presenta ante el SENAPI, comprendiendo una sola clase de productos o servicios y cumpliendo con los requisitos:

  • Petitorio. Se trata de un formulario que incluye:
    • Requerimiento de registro.
    • Nombre, dirección y nacionalidad del solicitante y, en su caso, su representante legal.
    • Indicación de la marca a registrar y de los productos o servicios para los que se solicita el registro, así como su clase.
    • Firma del solicitante o representante legal.
  • Reproducción de la marca.
  • Poderes necesarios.
  • Comprobante de pago de las tasas.

La solicitud se considera realizada cuando la reciba el SENAPI. Esto es importante, ya que si se solicitara la protección de varios signos distintivos en conflicto podría determinar la posibilidad o imposibilidad de proseguir con el registro.

Si ya hemos presentado la marca y no han pasado más de 6 meses desde el momento de exhibición podremos anticipar la fecha de presentación a aquella en que realizamos la exhibición de la marca. La agilidad suele ser clave en el proceso de registro de marcas.

Trámites

Tras la presentación de nuestra solicitud de registro, el SENAPI dispone de 15 días para examinar la solicitud. Podrá pedir que se subsanen errores o bien ordenar la publicación de la solicitud para que los interesados puedan presentar su oposición a la marca.

En caso de que alguien se oponga al registro de nuestra marca, dispondrá de 30 días para presentar las pruebas que desvirtúen nuestro registro. Existen diferentes formas de defenderse de una oposición, aunque una de las más populares es la cancelación.

Mantenimiento

Concluidos estos trámites se realizará el registro de la marca, lo que nos concederá todos los derechos de uso, transferencia y licencias. También podemos renunciar al registro en cualquier momento.

Pero más importante todavía es la caducidad de la marca. Recordemos que la vigencia de un registro de marca en Bolivia es de 10 años. Esto implica que cada 10 años deberemos renovarlo o caducará, perdiendo todos nuestros derechos. Por eso es importante no solo registrar el signo distintivo, sino también realizar un seguimiento cercano de nuestro portfolio de marcas.

En Achá Lemaitre Abogados podemos ayudarte a registrar tus marcas en Bolivia. También podemos ayudarte a defenderte de una oposición o a monitorizar tu cartera de marcas para renovarlas antes de que caduquen. Además, prestamos servicio no solo en Bolivia sino también a nivel internacional.

De modo que si quieres registrar una marca en Bolivia o en cualquier otro lugar del mundo, te invitamos a consultarnos hoy mismo. Nuestro Director, Daniel Achá, te asesorará en todo lo que necesites y prepararemos un presupuesto completamente personalizado.

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más Artículos

Contáctenos